¿Por qué leer ‘La Encrucijada’? Paco Roca y Seguridad Social, música y cómic

A finales del pasado año, la conocida editorial Astiberri, publicaba por fin el proyecto que el líder de la popular banda valenciana Seguridad Social (José Manuel Casañ), cocinaba desde hace tiempo con el galardonado historietista Paco Roca, La Encrucijada. Ahora que estamos en época de ferias del libro, os traemos 4 motivos por los que no podéis dejar escapar este libro-objeto.

1. La historia

Casañ y Roca han mantenido una conversación de cuatro años sobre música bajo el nombre de La Encrucijada. Pero también han abordado la creación, el mercado discográfico y la historia reciente del panorama nacional.

Cargado de referencias al rock español y a la época dorada de la formación levantina, el cómic nos llega repleto de amor hacia la composición (musical y plástica). Este libro nos hace bucear, a través de sus más de 150 páginas, por la relación entre ambos artistas, así como por una memoria latina henchida de ritmos (esos que Casañ ha fusionado con el punk y el rock desde hace más de treinta años).

El volumen nos cuenta el proceso creativo del proyecto desde la voz del dibujante. Su conflicto compositivo, su viaje hasta el desarrollo del libro y cómo a través de las conversaciones con su co-protagonista, aflora la dedicación al arte.

2. La música

La Encrucijada no es que esté repleta de música, sino que es música.

La estructura del cómic nos presenta, a modo de capítulos intercalados en el hilo argumental, pequeñas historietas que se corresponden con las canciones de el disco homónimo. El mismo que Casañ compone durante el transcurso de lo que estamos leyendo.

Las reflexiones y la historia de José Manuel, es, además de una crónica en primera persona sobre tres décadas de música en español, un recorrido sobre todos los factores que comprenden la industria musical. Siempre en la voz de alguien que saboreó el éxito aún trabajando en el obrador familiar.

3. El dibujo

Paco Roca es uno de los autores de cómic más conocidos de nuestro país. Atesora éxito de público y crítica gracias a títulos como ‘Los surcos del azar’, ‘Arrugas’ o su trilogía Pijamera –‘Memorias’, ‘Andanzas’ y ‘Confesiones’… de un hombre en Pijama-.  Su encuentro con el álma máter de Seguridad Social nos regala, ya no el dibujo conciso y depurado marca de la casa, sino también una voz con matices de inocencia, semejante a la del propio lector. Nos zambulle en la industria musical y en la creación de un disco de la mano de un carismático compositor.

Roca adapta, además, con magnífica versatilidad, cada uno de los temas que componen el, anteriormente citado, disco homónimo de Seguridad Social. Cortos relatos que se acompasan plásticamente a los ritmos y conceptos que cada estilo musical trabaja, y que brillan por sí mismos dentro de la lectura.

4. El concepto

La Encrucijada no es sólo un cómic sobre música en el que se nos cuenta cómo se compone un disco y el mismo tomo que estamos leyendo.

Junto a la edición, Astiberri nos regala un cd con las canciones de las que entre sus páginas nos hablan. De esta manera, la experiencia lectora se ve enriquecida inconmensurablemente por el concepto cerrado de composición y creación. De postre, por si fuera poco, nos dejan un link a un documental en el que se nos narra, de manera audiovisual, todo este proceso.

Música, arte y literatura en un solo tomo.

LA ENCRUCIJADA. Paco Roca/ Seguridad Social. Astiberri Ediciones, 2017.

¿Por qué leer ‘La Encrucijada’? Paco Roca y Seguridad Social, música y cómic
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies