30 años sin Andy Warhol… en la música

Este año se cumplen 30 años de la desaparición del genio del arte Andy Warhol, un artista que supo tocar los puntos clave del arte de la segunda mitad del siglo XX, concocía las claves para provocar reacciones con cada obra que hacía, y sabía las personas que tenían una magia innata para posar delante de su polarpoid o convertirse en portadas de su famosa revista ‘Interview’. Más allá de su participación en películas, cortometrajes caseros, entrevistas a amigos famosos de la época, de las fiestas en el Studio 54 de Nueva York, Warhol estuvo muy presente en la música e influyo a muchos artistas antes y después de su muerte, algo que hoy en día sigue ocurriendo. Por ello haremos un repaso de la sinergia que existe entre la música y  el responsable de las latas de sopa de tomate más famosas del mundo.

En la música internacional

Han pasado ya varias décadas desde que las luces del Studio 54 se apagaran y aquellas competiciones por ser el más estrafalario o moderno para conseguir codearse con la crema de Nueva York se volvieran recuerdos y se convirtieran en leyendas. En aquellos años todo avanzaba demasiado rápido, y algunos datos se mezclan, por ello siempre se pensó que Andy Warhol había sido el creador del logo de los Rolling Stones, la famosa lengua que se desborda y que parece alcanzarnos saliendo de la pantalla. En realidad, fue el autor de la portada del disco ‘Sticky Fingers’, y fue la primera vez que el logo de los Stones apareció en un álbum de la banda, siendo su verdadero autor John Pascher.

Parece que Andy Warhol, no podía estarse quieto, era una máquina de ideas y proyectos, las noches de fiestas interminables soldaban grandes amistades, como la que tenía con Lou Reed. Esta amistad le convirtió en el manager del grupo The Velvet Underground, siendo el mismo Andy quien sugiriera que los temas los cantara la alemana Nico. Tanta fue la influencia del artista en el grupo que la portada del disco mas reconocible de la banda estaba compuesta por un plátano al estilo warholiano, donde solo aparecía la firma del autor de la portada. Ninguna referencia a ‘The Velvet Underground & Nico’.

Andy, según cuenta en sus diarios, que jamás escribió una palabra en ellos, si no que llamaba todas las mañanas a su secretaria por teléfono para dictarle todo lo que había acontecido, ya fuera lo que comía o a quien grababa y fotografiaba con su cámara, o simplemente historias que le contaba su amigo Truman Capote o su inseparable Debbie Harry en alguna cena; en sus ratos libres se dedicaba a pasear por las calles con ejemplares debajo del brazo de su revista ‘Interview’ y las repartía con la gente que se cruzaba, siempre con cautela, desde que un día le dispararon. En la portada de la revista siempre salía el cantante o modelo que estaba en la cresta. Si no salías en esa portada, no eras nadie. Artistas de la talla de Michael Jackson, o Grace Jones no podían faltar.

La fascinación que David Bowie sentía por Andy Warhol era enorme, aunque nunca fue correspondida. El Duque Blanco siempre estuvo enamorado de su obra, y no dudó en presentarse en persona en la Factory, aunque Warhol no disimuló su falta de empatía con el inglés. Este encuentro está reflejado en sus diarios, así que Bowie encendió alguna chispa en Andy para que se acordará de su nombre y decidiera reflejarlo a través de su secretaria. David Bowie compuso una canción hablando de él. Quizá el sombrero de ala ancha y caído, calcetines de diferentes colores y zapatos de plataforma fueron demasiado modernos para el genio de Nueva York. Eso sí, la canción la escuchó en directo en su oficina.

En la música nacional

España, no se podía quedar atrás en la relación musical de Warhol, con una cultura artística sobresaliente, aunque en este caso el contacto con nuestro país fue más tardío o simplemente tardo un poco más en hacerse realidad debido a la situación de censura de nuestro país y la dificultad a abrir las puertas a genios como el neoyorquino.

Si Bowie sentía fascinación por Warhol, Andy hacía lo propio con Luis Miguel Dominguín, torero renombrado de la época y que despertó su curiosidad. Miguél Bosé es hijo de este torero y coincidió varias veces con Warhol, la fascinación por el padre del cantante se transformó en regalos con forma de cuadro, que fueron subastados recientemente, y con una portada para el disco ‘Made in Spain’.

En el año 1983 Warhol visitó España, dentro de una gira europea en la que pretendía vender sus cuadros y conseguir encargos de retratos, además exponía en la galería Vijande. Visitó Toledo, ciudad de la que dijo que era ‘Disneyland, pero de verdad’. Cuando cayó la noche se le organizaron varias fiestas, una en la casa de Hachuel en la que conoció a Fabio McNamara, y donde le lanzó el famoso: ‘You are a star’, tal y como relata el propio Fabio en su ‘Fabiografía’. En esa fiesta estaban Los Costus, Pedro Almodóvar y Alaska. Allí mismo en medio de unas escaleras se improvisó un concierto de ‘Alaska y Dinarama’ y ‘Almodóvar y McNamara’. Andy Warhol estaba ante la Factory española.

Además, como curiosidad, Warhol apretaba el botón de su cámara sin enfocar, sin mirar por el objetivo a todo aquello que le llamara la atención, ya fuera un tapiz medieval o una persona. Entre esas fotografías años después se descubrió una que lleva por título ‘Unknown woman’, esa mujer desconocida resultó ser Alaska.

En la actualidad, la música sigue rindiéndose a la genialidad del artista pop por excelencia, y los homenajes se suceden como agradecimiento a su influencia. Así podemos escuchar canciones como ‘Disco Sally’ de Fangoria y que tiene como protagonista a una señora mayor, que de día era una abuela normal y de noche pasaba horas bailando sin parar en Studio 54, con pelucas y gafas de sol imposibles. La leyenda dice que al morir en la misma pista de baile sus últimas palabras fueron: ‘No apaguen la música. Sigan bailando’, encontrándola al cerrar la discoteca al día siguiente.

Han pasado 30 años desde que en 1987, una operación se complicara y convirtiera en mito a un artista polifacético, tres décadas desde que las revistas que repartía por las calles de Nueva York ahora alcancen cifras astronómicas en Internet, pero en la sinergia entre Andy y la música jamás ha pasado el tiempo, Warhol está más vivo que nunca.

 

30 años sin Andy Warhol… en la música
Vota este post

Oskar Fanjul

Ingenierio Civil apasionado de la música y el espectáculo. Inspirado en los 80's, me gusta descubrir nuevos sonidos. Bailo y canto todo el tiempo, profesionalmente en la ducha. Me fijo en cada esquina por si aparece arte.

Oskar Fanjul

Oskar Fanjul

Ingenierio Civil apasionado de la música y el espectáculo. Inspirado en los 80's, me gusta descubrir nuevos sonidos. Bailo y canto todo el tiempo, profesionalmente en la ducha. Me fijo en cada esquina por si aparece arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies