Salvavida (de las balas perdidas) – La M.O.D.A

Vuelve La Maravillosa Orquesta del Alcohol haciendo honor al adjetivo de su nombre, con Salvavida (de las balas perdidas), un disco más completo y sólido si cabe, maduro, tanto como los anteriores y gracias a los dioses paganos poniendo frescura al panorama musical nacional; acordeones, banjos, mandolinas, clarinetes, tubas.. y así sucesivamente. Es bailable, menos que el primero pero bailable, también vemos más variedad rítmica en este trabajo de los burgaleses, con más matices que en anteriores discos.

Las letras de David Ruiz, como el adjetivo en el nombre de la banda; haciendo honor a los sin nombre, a los desheredados, un disco con influencias europeas de la canción francesa, el fado portugués, la música irlandesa, etc.

De la producción se han encargado Santi García y el sensacional violinista burgalés, además de multiinstrumentista, Diego Galaz, que ya se encargaba de la producción de los anteriores trabajos, y los miembros del propio grupo.

El disco comienza con “Mil demonios”, de ritmo bailable y que deja entrever sentencias elegantes como “Dos mariposas arden volando juntas, entrelazan su aleteo a punto de chocar contra un camión, te lo cuento porque así veo mi futuro allí”. Después viene “La inmensidad”, que fue el primer single y tuvo una gran acogida entre el público. Esta abre con un pandero cuadrado y da paso a todo un repertorio de instrumentos como nos tiene acostumbrado el grupo burgalés.

Seguido aparece “Océano”, aquí David hace todo un ejercicio de expresión a la hora de cantar, a mi me pone los pelos de punta en el momento de “Pero ¿Cómo calmar a la conciencia un vez que adquieres consciencia de que la vida no es lo que veías en películas?” y remata con una frase implacable de Dheformer Galinier “igual que el lobo nunca trabajará para el circo”. Hacia el final de la canción oímos uno de los magníficos instrumentos insólitos de Diego Galaz, el serrucho, que crea una ambientación preciosa.

Después de la tormenta emotiva viene la calma con “Una canción para no decir te quiero”, seguido se nos presenta el segundo adelanto que lanzaron “Héroes del sábado” haciendo honor a los sin nombre mencionados anteriormente, aquí la letra quiere ver la luz pero “De aquí no se va el invierno” cantan.

“O naufragar” comienza con una delicada guitarra acústica al más puro estilo folk y va in crescendo, otra joya más, ¿Cuántas vamos? En “Himno nacional” tenemos la letra más reivindicativa del disco; “Nos enseñan que la paz es elegante, pero aprendemos que la violencia es convincente y la miseria devoradora.” con un recitado final de altura que empaca el carácter protesta de la canción.

El octavo corte del disco es “Campo amarillo”, con ecos de Antonio Machado nos habla del éxodo rural que sufren los pueblos españoles, en este caso los campos castellanos. Después llega “Los locos son ellos”, para mí la obra cumbre, por valientes, por sus cambios de ritmo, por su introducción con Manuel Molina hablando en el documental de Tao Ruspoli, por ese clarinete ingenioso, por su estribillo, que a mi me estremece, sus cambios de ritmo y por meter a los raperos burgaleses Victor Rutty y Rober del Pyro (miembros de The Louk y Dj Kaef).

Acabando el disco se nos presenta “Vals de muchos” al estilo de los anteriores trabajos con aire francés exquisito y para acabar “La vieja banda” donde cuentan con la colaboración del poeta palentino Escandar Algeet en la letra.

Una de las cosas que más temía de La M.O.D.A es que se acomodasen en otro disco de altura pero en la misma línea de los anteriores, y no, han evolucionado y aquí es donde un grupo se define, donde comienzan a entrar al Olimpo de los grandes, están en el camino y una muestra de ello es la velocidad a la que venden entradas, en Madrid se agotaron rapidísimo los dos días programados en un principio y tuvieron que añadir una cita más, yo por si acaso, ya tengo la mía.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies