Lori Meyers, Fangoria y Ojete Calor cierran el Low Festival

Comenzaba el domingo y con él, la última jornada del Low Festivalun festival que se ha convertido en gigante por méritos propios. Era el momento de quemar los últimos cartuchos, de demostrar que los lowers son unos auténticos amantes de la música, con cientos de camisetas de los grupos que desfilaron durante los tres días que duraba el festival por Benidorm y la competición de camisas llenas de flores o las populares riñoneras de coloridos estampados. También era el momento de que los más rezagados apuraran las colas en los stands de las diferentes marcas que salpicaban las esquinas del complejo festivalero.

Ya preparados con sus bebidas en la mano y llenos de productos de merchandising que tanto pegan en el ambiente de Benidorm, comenzaban los primeros conciertos, como el que tuvo lugar poco antes de las diez de la noche a cargo de ‘Lori Meyers’, siendo uno de los más esperados de la novena edición del festival. No faltaron temas como ‘Mi realidad’ o ‘Emborracharme’, además de ‘Evolución’ o ‘Siempre brilla el Sol’ recogidos en su último álbum. Se notaba que el público saltaba más que otros días, el disfrute era máximo.

Otro de los platos fuertes era ‘Fangoria’, y eso explicaba que en el escenario Estrella Damm, los lowers se congregaran desde tiempo antes para poder encontrar un buen sitio donde bailar sin parar. A la hora programada los juegos de luces comenzaron a cobrar vida en diferentes pantallas situadas en el escenario, que sirvieron de presentación para Alaska y Nacho Canut, comenzando el recital con ‘El Rey del Glam’. Sería la propia Alaska la que expresara su especial emoción por cantar en un festival como el Low y en un sitio tan mágico como lo es Benidorm, que ocupa un lugar especial en la filosofía del dúo.

Los éxitos se fueron sucediendo como ‘Disco Sally’, ‘Fiesta en el infierno’ o ‘Dramas y Comedias’, siempre combinados con las coreografías increíbles de los bailarines que les acompañan en cada directo. A pesar de que el set list escogido era una versión reducida para dar cabida a todos los grupo programados en la noche, hubo hueco para un sentido homenaje a Sara Montiel, a través de la canción ‘Absolutamente’. Con ‘Espectacular’ rindieron homenaje al lugar donde se desarrollaba el festival que fue gritado por todos al unísono. Alaska con un vestido nuevo se despedía de Benidorm de la mejor forma que puede hacerse en un festival, con ‘Canciones que hablan sobre bailar’. Mientras sonaba ‘Life on Mars’ de Bowie y los focos descansaban para el siguiente directo, entre el público se escuchaba: “Qué honor conocer a un público como el de hoy”. ¡Que acertada es la sabiduría popular!

Carreras entre los lowers para llegar a tiempo al concierto de ‘Ojete Calor’, Carlos Areces y Aníbal Gómez, o mejor dicho, Carlos Ojete y Aníbal Calor provocaron hasta el límite, y recibieron risas, aplausos y coros pidiendo más y más. Areces se enfundó un vestido de lycra rosa, una capa de terciopelo verde, muy propia para el calor de la Costa Blanca y un sombrero blanco; Aníbal más discreto con un vestido verde; no dudaron en ordenar que pararan la música en el escenario de al lado para que se les escuchara más.

Presentando unas canciones y cantando otras se llegó a un estado máximo de fiesta que pocas veces puede verse; la locura se desató con temas como ‘Madrid-Bilbao-Bollo’, ‘Viejoven’ o ‘Qué bien tan mal’; todos ellos con unas letras muy ácidas y pegadizas gracias a las melodías simples. ‘0,60’ o ‘Cuidado con el cyborg’ convirtieron el complejo deportivo en un salto continuo de 25.000 personas a las que se les hizo muy corto un directo que llenó las redes sociales de vídeos y comentarios de envidia.

La banda sonora del cierre lo puso ‘Ochoymedio DJ’s’, haciendo un recorrido por los grupos que su subieron al escenario en las tres jornadas del festival y éxitos para saltar mientras se gastaban los últimos tuents en apagar el calor de los bailes. Cerca del amanecer y mientras se escuchaba una versión actual del ‘Como yo te amo’ que en su día enemistó a Rocío Jurado y Raphael, se cerraba la edición del Gigantic Low, sabiendo las fechas de la décima edición que tendrá lugar en Benidorm en julio de 2018. ¡Qué viva el Low! ¡Qué viva un festival!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this page

Oskar Fanjul

Ingenierio Civil apasionado de la música y el espectáculo. Inspirado en los 80's, me gusta descubrir nuevos sonidos. Bailo y canto todo el tiempo, profesionalmente en la ducha. Me fijo en cada esquina por si aparece arte.

Oskar Fanjul

Oskar Fanjul

Ingenierio Civil apasionado de la música y el espectáculo. Inspirado en los 80's, me gusta descubrir nuevos sonidos. Bailo y canto todo el tiempo, profesionalmente en la ducha. Me fijo en cada esquina por si aparece arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *